El precioso arte de las flores secas

Este mes de Agosto he empezado a hacer muchas cosas que hasta hace unos meses me daba bastante ”miedo” hacer. Y una de ellas ha sido secar flores.

IMG_20180820_135522

Esta no es la primera vez que he intentado hacerlas. Ya hice una primera prueba donde la pobre flor (una de color naranja preciosa que ya llegó un poco pocha en el ramo) acabó hecha un asco cuando intenté secarla para ponerla en un marco como el que veis arriba. ¿Y porque no me salió bien cuando hice casi todo bien?

  • No puse suficiente papel de periódico. Al no hacerlo el agua de la flor en vez de secarse hizo que la pobre planta se pudriera.
  • Cogí una flor que ya estaba mal. Si queréis secar flores, recordad que las flores deben de estar fresquisimas para que salgan bien hermosas cuando estén secas.
  • No la puse en un lugar seco.

En la segunda vez – después del chasco de la primera – a pesar de que tenía mis miedos porque no quería cortar más flores (cosas mías extrañas, me entristece cortarlas) acabé haciéndolo y ¡tachán! Salieron preciosas. Y después de tal subidón, hice el marco que podéis ver arriba – que me tiene enamorada, oye. – unos bonitos marcapáginas e intenté hacer unos camafeos (o como se llamen). Pero fueron eso; un intento. Nunca hagáis camafeos con silicona fría… Queda toda la superficie llena de burbujitas.

Pero bueno, a pesar de ese pequeño chasco ¡los marcapáginas me encantaron! Este es el que más me gustó de todos los que hice:

IMG_20180820_135723

¿Es o no es precioso? A mi me encanta 🙂

Y nada, eso es todo. Cuando me regalen más flores haré lo mismo para poder tenerlas para siempre, porque me da una penita que se mueran…

¡Nos leemos!

Anuncios